#Inicio del Congo
Asesoría personalizada Escríbenos, estaremos felices
de atenderte (+57) 304 578 5994
Asesoría personalizada #Fin del codigo
Seleccionar página

¿Te ha pasado que tu perro tiene tanta energía que a veces quisieras saber de dónde se apaga su batería? Parece que los juegos o los paseos largos no son suficientes. Y en el caso de los gatos, ¿Has notado que tienen comportamientos destructivos hacia los objetos de su alrededor o comportamientos compulsivos? Como lamerse frecuentemente una parte de su cuerpo, cosa que no desaparece jugando con ellos, ni consintiéndolos. 

Bueno, probablemente estos comportamientos sean síntomas de aburrimiento o incluso hiperactividad, para lo último es importante tener un diagnóstico por parte de un profesional, pero desde casa debemos responder a las necesidades básicas, físicas y afectivas de nuestras mascotas, además de estimularlos sensorial y mentalmente.

El síndrome de disfunción cognitiva es uno de los problemas que pueden parecer nuestras mascotas, especialmente cuando entran en una edad avanzada, disminuyendo significativamente su conducta exploratoria, olvidando aprendizajes previos y básicos como lo son ir al baño o comer en horarios establecidos. La estimulación cognitiva es importante desde la temprana edad y consiste en retos o acciones que desarrollen su actividad cerebral, impulsándolos a resolver problemas y superar obstáculos para generar una sensación de utilidad y la recompensa de cumplir. 

Actividades para estimular la mente e inteligencia de nuestros peludos. 

En primer lugar, los ejercicios se realizan a través del juego, esto ayuda a que nuestros pequeños de cuatro patas no se sientan presionados o se estresen por cumplir estos retos, por el contrario, ayuda a que lo disfruten y así generen una activación cognitiva. 

A través de juegos sencillos que permitan que los animales exploren y mediante la resolución de ese reto, encuentren su premio, todo esto a través de sus sentidos, como el olfato, el gusto y el tacto. Existen en el mercado juegos didácticos como el ratón, los huesos de goma o los balones con agujeros para agregar snacks como recompensa para tu peludo, y a medida que los tocan y juegan con ellos, empiezan a estimular su cerebro para solucionar el problema y finalmente liberar el snack que tanto disfrutan.  

Por otro lado, existen los Lick Mat, tapetes para lamer que están hechos de silicona no tóxica y contienen unas cerdas que tienen como objetivo no solo distraer al perro o gato, sino obligarlo a que con su lengua sobrepase las dificultades físicas que suponen las cerdas para terminar todo el snack. Con esta herramienta podemos estimular su sentido del gusto y agregar su comida favorita, desde comida húmeda hasta yogur griego. 

También están las actividades o juegos de aprendizaje para tu peludo, como enseñarle a traer la pelota, el periódico, a sentarse o dar la mano, y en el caso de tu gato, puedes utilizar las cañas con presa para que 

Otras actividades pueden ser juegos de aprendizaje, donde a través de la repetición puedes enseñarle a tu perro a traer el periódico, a sentarse, o a realizar permanencias y en el caso de tu gato, puedes utilizar las cañas con presa para que desarrolle su sentido de caza, así como los ratones de cuerda o pila, que le obligan a pensar en estrategias para atraparlos; recuerda que debes permitirle obtener su premio o recompensa, es decir, lo que haya cazado (el ratón) o logrado, para que no genere incomodidad y frustración, pues esta es una actividad natural y en situaciones reales, probablemente obtengan su presa.  

En cualquier caso, procura estar presente al momento del juego, bajo tu supervisión y vinculación al ejercicio que se desarrolle. Es muy importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  1. Tan solo 15 – 20 minutos son suficientes para estimular a tu peludo, no sobrepases este tiempo para no fatigarlo. 
  2. Empieza por niveles sencillos y a medida que avance, vas aumentando la dificultad de la actividad.
  3. Siempre debes premiar a tu mascota cuando logra el cometido y NUNCA castigarlo en caso de que no lo logre.
  4. ¡Disfruta! Y genera un ambiente seguro, de entretenimiento y alegría para que tu perro o tu gato asocien este tipo de actividades con bienestar y diversión.

 Esperamos que pongas todas estas recomendaciones en práctica de manera frecuente, especialmente temporada de lluvias, para que puedas aprovechar e implementar estas actividades con tu peludo sin salir de casa.