#Inicio del Congo preguntenos preguntenos #Fin del codigo
Seleccionar página

Si te animaste a tener mascota por primera vez ten en cuenta las siguientes preguntas que debes realizarte tú y las personas con las que vives. Recuerda que este es un acto de amor, pero también de responsabilidad.

  1. ¿Por qué quiero tener un perro o un gato?

Revisa las razones que te motivan a tener una mascota, si es por entretenimiento, por compañía tuya o de tus hijos, por salud física, etc.

Esta razón es muy importante pues debe ser totalmente fundamentada, ya que debes saber que si decides tener una mascota, sea perro o gato, ellos te acompañarán por al menos 15 años de tu vida, si no más, por lo que tu serás responsable de satisfacer sus necesidades, ofrecerle bienestar y una buena calidad de vida durante este tiempo.

De igual forma, la razón que encuentres será un factor determinante para elegir el tipo de perro adecuado a tu estilo de vida. Pues no es lo mismo tener por ejemplo, un perro que tener un gato, o que un deportista tenga un perro pasivo a uno activo y dinámico.

  1. ¿Seré yo el responsable del animal?

Por supuesto, serás tú el responsable del animal. Sabemos que muchos delegan el cuidado y la responsabilidad a sus hijos, para que estos aprendan y desarrollen el sentido de responsabilidad hacia otros, y esto es adecuado, siempre y cuando haya supervisión de nuestra parte, pues los niños están en proceso de desarrollo y formación por lo que pueden cometer varios errores con los animales, lo que puede conllevar a un mal trato al animal, accidentes, entre otros.

  1. ¿Has decidido quienes serán sus padrinos?

A pesar de que hoy en día existen innumerables servicios de guardería canina y felina, paseadores, y demás, en ocasiones podemos atravesar situaciones de emergencia donde no tenemos tiempo para hacer reservas de cupos, etc. Por tanto, es necesario escoger aquella persona que nos apoyará con el cuidado de nuestras mascotas en caso de que lo necesitemos.

  1. ¿Cómo me veo en 10 años?

Si decides tener mascota, debes tener en cuenta que contarás con ellos dentro de tus planes y proyectos personales, laborales y familiares tanto a mediano como a largo plazo.

Por supuesto que no tenemos la posibilidad de adivinar el futuro, pero si planearlo, desearlo y proyectarlo, por ejemplo, si queremos viajar por el mundo, tener hijos, irnos a estudiar al exterior, tenemos que analizar si es conveniente para la vida nuestra y del animal.

  1. ¿En la salud y en la enfermedad?

Así como tu peludo gatuno o perruno estará contigo en la salud o en la enfermedad, así deberás estar con él, ¿tendrás el tiempo y el dinero extra para hacerlo? Recuerda que es importante ofrecerle a nuestra mascota cuidados en su salud de manera periódica y cuando lo requiera de urgencia.

  1. ¿Cuento con el tiempo necesario para tener un perro o un gato?

Recuerda que debes tener el tiempo suficiente para compartir con tu mascota, darle un paseo, jugar con ellos, ofrecerle afecto, entre otras actividades. Por tanto, debes ser consciente del tiempo que le ofrecerás al día. Ellos son animales que requieren socializar y estar en manada, por eso es determinante nuestro tiempo y compañía.

  1. ¿Tengo el espacio necesario para tener un perro o un gato?

No sería justo tener un animal para que este encerrado en la terraza, en el patio o en algún otro lugar que no le de comodidad y bienestar, por eso es tan importante que tengamos un lugar adecuado para su tenencia, que tenga luz pero a la vez refugio, que tenga suficiente comida, agua, y espacio para moverse, entre otros elementos.

  1. ¿Qué debo hacer para educarlo?

Un perro necesita entrenamiento, necesita saber donde hacer sus necesidades, cuando hacerlas, a que horas debe comer, qué cosas debe comer, donde y con qué elementos debe jugar, a qué horas sale a pasear, entre otras. No necesariamente se requiere una inversión económica para su entrenamiento, sin embargo, debes contemplar el tiempo y la paciencia que se requiere para que el animal, sea gato o perro, aprendan y puedan convivir juntos de manera sana.

Estas son algunas de las preguntas que te sugerimos realizarte antes de tomar esta decisión de vida, que la tomes con plena responsabilidad y consciencia.

Muchos albergues y fundaciones están llenos de perros y gatos que fueron abandonados por su familia, porque no dimensionaron que serían responsables de otro ser. Recuerda que los animales no son un objeto, ni un regalo de navidad o cumpleaños, ellos son seres que al igual que nosotros, tienen necesidades que debemos suplir como su principal responsable y familia.

Si luego de esta reflexión decides tener un perro o un gato, ¡te felicitamos! Es un acto de amor hacia ellos y hacia nosotros!!